Pages

Búsqueda personalizada

lunes, 8 de febrero de 2010

¿Por qué son buenos los carros eléctricos?

09/02/10. En los últimos meses los fabricantes de automóviles no han parado de publicar sus últimas novedades sobre coches eléctricos. 




Parece que el futuro está en estos vehículos movidos sin necesidad de gasolina o gasóleo, pero, ¿por qué son buenos los coches eléctricos? ¿Reducen la dependencia energética y la contaminación? Desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ofrecen las claves de los coches eléctricos.
En primer lugar, apuntan, por una mera cuestión de ahorro energético. Los motores de los coches eléctricos tienen una eficiencia que ronda el 75 por ciento, mientras que en el caso de los clásicos motores de combustión apenas llega al 20-25 por ciento, pues parte de la energía se pierde en forma de calor.
Aún así, hay que considerar muchos factores a la hora de hablar de eficiencia energética. En el caso de los coches eléctricos hay que considerar todo el ciclo, es decir, desde que se produce la electricidad hasta que es consumida por el coche. En este caso los porcentajes no son tan favorables al coche eléctricos, pues parte de la energía se pierde durante la producción, transformación, transporte y recarga de las baterías. En definitiva y de manera global, el rendimiento de los vehículos eléctricos frente a los vehículos térmicos es de un 29 frente a un 20 por ciento.
Dependencia energética
España es un país deficitario de energía, es decir, producimos menos energía de la que consumimos, lo que nos convierte en un país energéticamente dependiente. Como indican desde el IDAE, "al reducir el consumo de combustibles para el transporte (100 por cien dependientes del exterior) y pasar a consumir electricidad, con un grado de dependencia inferior", se reduce también la dependencia energética.
La energía eléctrica se genera según las necesidades de consumo de los usuarios. Cuantas más bombillas, ordenadores, teléfonos móviles recargándose, etc. estén en funcionamiento, más electricidad tienen que producir en las centrales. De este modo, no es de extrañar que durante el día el consumo de energía alcance los valores más altos, mientras que por la noche los más bajos. De imponerse el modelo de los coches eléctricos la mayoría se recargarían durante la noche, lo que aplanaría la curva de consumo eléctrico. Esto permitiría "la introducción de energías renovables en las horas de valle, especialmente importante en la producción eólica", explican.
Reducción de las emisiones de CO2 y mucho más
Basándose en el mix de consumo energético de nuestro país (el porcentaje de fuentes de energía de la energía gastada: eólica, solar, nuclear, centrales eléctricas, etc), el IDAE afirma rotundamente que "el coche eléctrico reduce las emisiones contaminantes de CO2". Además, al no quemar los combustibles en las ciudades se reduce la emisión de otros gases nocivos como por ejemplo, los compuestos de azufre y nitrógeno (NOx y SOx).
Por otro lado, los coches eléctricos son más silenciosos que los de motor de combustión. A este respecto, lo que para algunos es una ventaja, para otros no lo es, pues vehículos demasiado silenciosos pueden aumentar el número de atropellos al no intuir el peatón el peligro y la cercanía del coche.

Via: Muylnteredante.es

1 comentarios

Anónimo

Por ello las energías alternativas como la solar y la eólica, siguen siendo las favoritas a la hora de elegir que tipo de energía queremos. Si vamos a buscar el lado negativo seguro lo vamos a encontrar. Pero que más negativo que la contaminación sonora en las grandes urbes y la contaminación del aire. Os invito a visitar; http://autolibre.blogspot.com
Saludos. Ma. Inés

Publicar un comentario en la entrada

Busca desde de aquí lo que necesites

Búsqueda personalizada