Pages

Búsqueda personalizada

martes, 21 de abril de 2015

El poder de los “ojos de cachorro”. Explicación


Cualquier persona que haya tenido una estrecha relación con un perro sabe con certeza lo que indica aquella frase que dice que "el perro es el mejor amigo del hombre" cosa que parece, sin duda, ser real. Y la ciencia, aunque lentamente, ha estado trabajando en resultados que la respalden.
   

Estudios han demostrado que las interacciones positivas entre las personas y sus caninos pueden ser beneficiosas para ambos. Y de hecho, el aumento de las endorfinas, la oxitocina y dopamina -- neuroquímicos relacionados con la felicidad y la unión - son evidentes en los perros y la gente después de acariciar y jugar juntos.

Ahora un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores liderados por Miho Nagasawa de la Universidad de Azabu en Japón da un vistazo más a fondo en la unión que se produce entre las personas y sus perros.  El investigador tenía previamente descubierto que los propietarios de perros que comparten una mirada mutua a largo de un tiempo tenían mayores niveles de oxitocina en la orina que los dueños de perros que tienen una mirada más corta.

La Oxitocina también es conocida como la "hormona del cariño" y se cree que lleva a la vinculación social y materna.

Pero con la última investigación de Nagasawa se analiza si la mirada mutua entre un perro y el humano no afecta sólo los niveles de oxitocina de los propietarios sino también la de la mascota.

Para determinar esto, el investigador y sus colegas recogieron orina de 30 pares perro-y-propietario antes y después de una interacción de 30 minutos. Encontraron que los propietarios de los perros que mostraron más contacto visual tuvieron un impulso notable en la concentración de oxitocina. Pero maravillosamente, también encontraron un aumento similar en la neuroquímica de los perros.

¿Qué significa eso?

Básicamente, que la mirada entre los perros y las personas que los aman crea un perfil fisiológico muy similar a la relación entre las madres y los bebés que podría ayudar mucho a comprender la profundidad de la unión puede haber entre humanos y perros.

Y recuerda que cuando se trata de esos ojos de cachorro, la resistencia es inútil y el sentimiento es mutuo.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Busca desde de aquí lo que necesites

Búsqueda personalizada